A este plato le tengo un cariño especial, llevo comiendo migas murcianas desde muy pequeña y siempre me han recordado a mi abuela, que es la persona quien ha enseñado a prepararlas a mi madre, y ahora a mí.

Las migas son un plato típico de pastores con el que se aprovechaban las sobras de pan duro, aunque existen también las migas de harina, típicas del sudeste español. Las migas provienen de la harissa árabe y el cuscús; en los territorios cristianos se hacía con pan y se le echaban torreznos de cerdo para distinguirse de la comida árabe y judía.

Hay distintos tipos de migas, están las manchegas, andaluzas, o murcianas. Las murcianas son diferentes a las normales, que están hechas con pan duro; estas se hacen con harina, agua, aceite y sal, aunque se le suele añadir uva, longaniza, salchicha, pimiento verde, panceta, pollo, tomate,.... a la receta o se comen solas, sin añadir nada.

INGREDIENTES (6 personas)
.1 y 1/2 litro agua
.600 gr harina
.500 gr pimientos verdes
.500 gr tomates
.400 gr panceta
.Aceite de oliva
.Sal


PREPARACION
Se lavan y trocean los pimientos en trozos no muy pequeños, se quitan las pepitas y se fríen en aceite. Mientras tanto se parte la panceta en trozos tampoco muy pequeños y una vez estén hechos los pimientos se pone a freír hasta que esté bien doradita. Poner la panceta y los pimientos en fuentes, colar el aceite y reservar para después hacer las migas.

La elección de la sartén es muy importante, debe ser amplia y a ser posible que no lleve antiadherente ya que no es adecuado para preparar las migas, vamos una sartén de las de toda la vida (os pongo una foto de la que gastamos).

Se pone una gotita de aceite en la sartén y se calienta hasta que el aceite empiece a humear, se retira el aceite sobrante y se pone el agua a calentar, cuidadín que puede salpicar al mezclar agua y los restos de aceite, un poco de sal, remenear y probar de sal, dejar hasta que rompa a hervir. Justito cuando empiece a hervir, echar la harina y mezclar rápidamente con el agua para que no le de tiempo a "cocerse" y se formen grumos. Si hiciera falta ajustar la cantidad de harina o de agua hasta que quede una masa ni muy líquida ni demasiado dura.

Ir añadiendo un poco de aceite por los laterales poco a poco, y siempre estar pendientes de que no se peguen. El truco está en añadir un poco de aceite por el borde de la sartén, mezclar con la masa, despegar si se han agarrado un poco y volver a echar aceite. Este proceso se hará hasta que no se peguen, eso quiere decir que no les hace falta más aceite. Otra cosa importante es el como se les da la vuelta, no hay que picarlas mucho, hay que tratarlas con mimo ... como dice mi abuela... y de vez en cuando dándoles la vuelta completamente para que se hagan bien por todos los lados.Las migas estarán listas cuando ya no necesiten más aceite y se hayan desliado. Este es el resultado, tomatito, unos pimientos, pancetica,... hay a quién le gusta con pollo frito, con sardinicas, unos choricicos, unas longanizas,.... en fin, cualquier cosa que se les ponga está bueno.


Estas migas las ha hecho mi señora abuela, prometo que las próximas las haré yo. Una foto de las dos después del suculento plato XDDDDD.

4 Comments:

  1. Jaberbis said...
    Diossssssss! qué hambre!, que hoy he cenado un vaso de leche¡¡¡¡¡. No voy a poder dormir como no me coma un bocata... qué hambre madre mia¡
    Gema said...
    No es por meter el dedo en la llaga... pero están mucho mejor que lucen, tendrias que probarlas ;-). Como me gustan las migas... será porque llevo sangre murciana en las venas...
    David said...
    teniamos que haberle hecho foto a las mias, con los torreznos, los choricillos, los pimientos, y el huevo frito... eso de que salga el tomate las hace parecer mas sanas.. :D
    Gema said...
    Tienes razon... de sanas no tienen na de na, y el choricico, la panceta y los pimienticos no ayudan nada a la ligereza del plato, pero madre mía que buenas que están.

Post a Comment